fbpx

La ambición de Luis de la Fuente con la Selección antes de la semifinal de la Eurocopa: «Queremos seguir haciendo historia»

El seleccionador charla con Manu Carreño en sintonía de la Cadena SER a menos de dos días para la semifinal de la Eurocopa entre España y Francia

La Selección está ultimando la semifinal de la Eurocopa ante Francia del próximo martes a las 21:00. España llega a la cita con un pleno de victorias en la competición y con el claro objetivo de mejorar el papel de ‘la Roja’ en 2021, en donde los pupilos de Luis Enrique se quedaron a las puertas de la final tras caer contra Italia en los penaltis de las semifinales. El equipo afronta la cita de Múnich con la moral por las nubes después de derrotar a la anfitriona Alemania por 2-1 gracias a un gol de Mikel Merino en el 119′.

Más información

A menos de dos días para que se celebre la semifinal entre España y Francia, Manu Carreño y todo el equipo de ‘Carrusel Deportivo’ charla con el seleccionador, Luis de la Fuente, en la previa de uno de los partidos más importantes de la Selección en los últimos años. Cómo vivió el partido contra Alemania, cómo afronta la semifinal ante Francia, el estado actual de Álvaro Morata, su futuro en el banquillo de España… Todas estas cuestiones y muchas otras las responde en sintonía de la Cadena SER.

La ambición de Luis de la Fuente con la Selección antes de la semifinal de la Eurocopa: "Queremos seguir haciendo historia"

Play/PauseMostrar Opciones

La ambición de Luis de la Fuente con la Selección antes de la semifinal de la Eurocopa: «Queremos seguir haciendo historia»

Compartir:

  • Facebook
  • Twitter
  • Linkedin
  • Whatsapp
  • Embeber

La entrevista, al completo

Pregunta: Luis de la Fuente, buenas noches.

Respuesta: «¿Qué tal estáis? Muy buenas noches».

P.: Muy bien, ¿y tú?

Únete al canal de WhatsApp de la SER

R.: «Fantástico. Gracias a Dios. Muy bien. Feliz».

P.: Qué buena Eurocopa y qué buen camino hasta llegar aquí, ¿no?

R.: «Pues sí. La verdad es que se han ido cumpliendo las etapas y todo es tal cual lo habíamos establecido. Estamos a 7 de julio tal y como teníamos previsto estar en este día después de todo lo que hemos vivido hasta llegar hasta aquí».

P.: Y en tu agenda, esa que tenías prevista, ¿dónde estáis el 14?

R.: «Después de la noche, celebrando el título. Esa es la teoría. Ahora, la práctica a ver si coincide».

P.: Para mí, el partido contra Alemania es de los más importantes de siempre de la Selección

R.: «Bueno, yo creo que lo valoras más en la medida que va pasando el tiempo y la inmediatez del acontecimiento. Ya vamos asimilando la importancia de la situación que vivimos, del partido que jugamos contra Alemania y estamos felices también de que haya sido un hito importante en la historia del fútbol español. Como os digo, te diré que este equipo, este grupo, tenemos una ambición deportiva inmensa y queremos seguir haciendo más historia».

P.: Ni jóvenes ni inexpertos como dijo Lehmann

R.: «A veces la gente que habla mucho se equivoca demasiado. Yo creo que este es un equipo perfecto para estar compitiendo a este nivel y así se ha demostrado. No es solo una valoración personal, creo que los datos son objetivos. Se está viendo, es un equipo de futuro, es un equipo de presente y yo lo celebro porque me alegro mucho por estos jugadores que tienen un comportamiento ejemplar y son un orgullo para toda España: ver que estos futbolistas compiten y dejan todo por representar así de esta manera a España».

P.: Morata dice que Lehmann la tenía clavada por el gol de Torres en 2008

R.: «Puede ser, sí, puede ser. Está bien que lo diga así, sobre todo cuando ves luego que se producen otras circunstancias diferentes a lo que él había pensado».

P.: El equipo demuestra empaque y personalidad a pesar de los jóvenes que son

R.: «No es cuestión de edad, es cuestión de capacidad y la gente, independientemente de la edad que tiene, son gente muy preparada, capaces, con experiencia en la competición internacional… No nos olvidemos que muchos de ellos, muchos, han ganado todo lo ganable en diferentes etapas, en diferentes edades, en categorías inferiores, hasta llegar al panorama internacional absoluto y también lo han ganado con la nacional. Eso te da mucha seguridad, confianza y saber manejar estas situaciones. Creo que eso es una generación de futbolistas fantástica y todavía tiene un margen de crecimiento muy importante».

P.: ¿En algún momento tuviste la sensación de que te equivocaste al quitar a Nico y a Lamine?

R.: «Cuando tomas esas decisiones, yo creo que no es cuestión de no arrepentirse de nada. Por supuesto que uno analiza el partido y sí te digo que yo soy muy crítico. Inmediatamente, cuando termino el encuentro, siempre lo veo peor de lo que ha sido. Es verdad que todos mis compañeros me dicen ‘tranquilo, mañana lo vemos’ y lo hacemos. Soy muy crítico. No soy nada prepotente y yo creo que hicimos lo que teníamos que hacer».

P.: Pero, ¿por qué los quitas? ¿Qué ves en el campo para quitarlos?

R.: «Pues posiblemente sabía en los minutos que ya estábamos, sabía que Alemania iba a quemar las naves y necesitábamos más físico. Necesitábamos no desplegarnos tanto para poder contrarrestar porque no nos olvidemos que así como Ferran y Dani Olmo no son lentos. Necesitábamos más músculo. Sabíamos que iban a jugar de la manera que jugaron: desplazamientos largos, ganar segunda jugada… Queríamos darle al equipo otro toque, pensando en que íbamos a ganar antes de los 90 minutos. Pero bueno, no sé, no pasa nada. Si es que es normal que Alemania te genere problemas como nosotros le generamos ellos. En este tipo de partidos no hay un claro ganador nunca. El plan de partido salió perfecto y se metió el gol cuando se tenía que haber metido, en el 119′. Lo alabamos cuando nos pasa en contra y lo hicimos nosotros».

P.: ¿Agradeciste que Füllkrug no fuera titular?

R.: «Havertz es otro grandísimo delantero y seguro que, en el plan de juego del seleccionador alemán, el planteamiento era perfecto. Igual también tenía previsto esto. Es fácil, y no es por quitar mérito a nadie, analizar las cosas a posteriori. ‘Yo hubiera hecho esto’, claro, pero las decisiones hay que tomarlas con una visión, no solo con el cortoplacismo de ese momento del juego. Hay que también mirar un poquito más allá por si se produce la prórroga, sabiendo que estaba Alemania enfrente».

P.: Si hubiéramos perdido en la prórroga, muchos dirían: ‘Quitó a Nico, a Lamine, a Morata…’

R.: «Es la parte de nuestro trabajo que hay que lidiar con ella con total normalidad. Esto se trata de, si estas decisiones te equivocarás más de las que aciertas, es que entonces estás haciendo algo mal. Pero hasta ahora, gracias a Dios, creo que seguramente los errores sean muchos menos que los aciertos. No hay nadie infalible».

P.: ¿Te sientes que estás callando bocas a tus críticos?

R.: «Te voy a decir una frase que la he leído hace unos días y viene muy bien. Dice algo así: ‘No dejes que la incapacidad de alguien para reconocer tu valor reste valor a tu valía’. Entonces no es problema mío. Seguramente sea problema de quien no ha sido capaz de ver lo que había detrás de eso que has presentado. Cuando voy a ver un futbolista para intentar captar talento, tienes que adelantarte a los acontecimientos. No vale con solo valorar lo que estás viendo, tienes que valorar más allá. Entonces seguramente puedo decir que no me preocupo, pero dicho esto, me da igual. Eso a mí ni me preocupa, ni me inquieta… Me da igual. Lo que verdaderamente me quita tiempo y me preocupa es si genero dudas en mi equipo y en mis jugadores. Eso no lo he visto nunca. Nunca. Y sé que ellos saben que yo les ayudo a ser mejores y a ganar. Tenemos una relación que nos acerca mucho a estar siempre compitiendo por ganar».

P.: ¿Cuántos amuletos llevarás al partido? ¿Eres supersticioso?

R.: «Supersticioso soy cero. Me visto todos los partidos como me da. Me pongo lo que sea, no como lo mismo, no hago nada, no repito rutinas… Manías no tengo. Yo tengo fe y lo que tengo es la tranquilidad de que mi fe me da esa calma, ese poso, esa tranquilidad y esa confianza para afrontar cualquier situación con seguridad. Entro con el pie derecho porque lo tengo de futbolista y es una rutina. Me santiguo siempre y lo he hecho siempre».

P.: Respecto a Francia y cómo parar a Mbappé, ¿cambiarás lateral por lateral como no está Carvajal?

R.: «Con Jesús Navas estamos seguros no, segurísimos. Yo el primero. Si no, no estaría aquí. Para mí, es el mejor jugador ahora mismo -junto a Carvajal- para desempeñar esta demarcación. Total confianza. Lo que no voy a poner nunca es a un lateral izquierdo en un lateral derecho como he oído por ahí. Es verdad que luego durante el juego seguramente pasan cosas que te invitan a dar esas soluciones: jugar con un mediocentro de central o un extremo de lateral. Son cosas circunstanciales, puntuales, porque hay alguna situación en el juego que tienes que solucionar según criterio. En ningún caso me inquieta Mbappé más de lo que me inquietaba antes de saber si iba a jugar o no Dani Carvajal. Exactamente igual. Creo que es un grandísimo futbolista que no hemos visto todavía su mejor versión, que se verá, pero yo estoy tranquilísimo. Además, la fórmula para combatir o minimizar las probabilidades de un jugador de esas características es un trabajo en conjunto, ayudas permanentes, más coberturas… Saber que en los duelos, de igual manera que nosotros tenemos lo que tenemos en ataque, que no es inferior para nada, pues sabemos que los duelos individuales en el uno contra uno de los futbolistas son muy difíciles de marcar».

P.: ¿Notas que cala el mensaje de ‘los jugadores son muy buenos, pero en 30 días tienen que ser buenas personas’?

R.: «Yo no lo he dicho nunca de broma. Yo lo que priorizo siempre es, evidentemente, el talento, la capacidad, pero tiene que estar a la misma altura que ser buena persona. Yo me refiero a que, los que somos deportistas y hemos convivido en un vestuario, tenemos que saber qué es una buena persona: generosidad, responsabilidad, compañerismo, solidaridad, sufrimiento, esfuerzo compartido con todos los compañeros… Si no encaja en ese planteamiento, no encaja en mi equipo. Ninguno me ha puesto mala cara por jugar menos. Tampoco Lamine. Es un chico con 16 años que es para comérselo, es un talento descomunal que está en proceso formativo. Por supuesto que todavía le queda mucho, muchísimo. Los conozco a todos muy bien. Yo os dije el primer día que conozco muy bien la materia prima con la que trabajo. Si no, no tuviese confianza en ellos y no estarían aquí. Estoy hablando de que llevamos ya 37 días juntos y no ha habido ni un problema. Tengo la experiencia de que hemos estado 42 días en Tokio en una plena pandemia sin salir de la habitación y no hubo ningún problema. Sé que no van a tener un mal gesto y entonces da seguridad y tranquilidad».

P.: ¿Es Fabián Ruiz el mejor futbolista del campeonato?

R.: «Si no lo es, puede estar en camino de serlo. Creo que tenemos un centro campo excepcional. Zubimendi, Merino, Dani Olmo… Es que tenemos una relación de futbolistas fantásticos. Fabián creo que está haciendo un europeo excepcional y vamos a ver cómo lo terminamos, pero puede ser perfectamente. Podría ser, al igual que algún otro compañero que creo está rayando un nivel top».

P.: Y luego Nico y Lamine, que parece que tienen ángel

R.: «Han aportado mucha alegría al equipo. Es un equipo muy alegre, de verdad. Y yo también, eh. Son dos jugadores que han aportado alegría, inconsciencia… El equipo nuestro es un equipo muy maduro, con gente muy profesional, Son fantásticos y son muy divertidos, pero estos pues son muy frescos y te sueltan ‘la fresca en cualquier momento. Han caído muy bien y los veteranos les han acogido con cariño y es fantástico. Además es que luego son futbolistas diferentes, pero es injusto que estemos siempre ahora pensando -y además peligroso para ellos- que estemos pensando en Lamine y Nico y que nos olvidemos de otros futbolistas que son excepcionales. En esas posiciones también están Ferrán, el mismo Dani Olmo el otro día… En fin, es injusto olvidarnos de esos dos futbolistas que son también de un nivel excepcional».

P.: Usted les ha puesto y la ilusión es responsabilidad suya

R.: «Nico lleva unas temporadas ya jugando a un nivel altísimo y Lamine es quizás su primer año. Pero vuelvo a decir, nuestra ventaja es que los conocemos muy bien, de categorías muy pequeñas y ya hemos visto lo que supuestamente otros no han podido ver porque no han tenido oportunidad. Ya hemos visto lo que pueden ser. Yo puedo decir que yo tengo la ventaja de que estoy educado en el fútbol base. No es ninguna pose, ningún jugador lo he sacado por juventud. Es un convencimiento absoluto de que el talento no tiene edad. Si juegas bien y eres bueno, hay que darte oportunidades».

P.: ¿Qué tal está Fabián? ¿Jugará contra Francia?

R.: «Como para no estar cansado… Vemos todos los datos físicos de todas las selecciones y somos de las que más corremos y de las que más esfuerzos de máxima intensidad realizamos. Y eso en los futbolistas es de agradecer porque son un talento fantástico que además están dispuestos, como dije en su momento, para ir al barro a jugar a la guerra y están preparados para todo. Además del talento de Fabián, es un superclase y lo está demostrando en esta competición. Solo está fatigado, así que está preparado. De temas de salud todos están disponibles salvo Pedri».

P.: ¿Tienes decidido el once contra Francia? ¿Qué partido se imagina el seleccionador?

R.: «Ahora sí. Es un equipo que se siente muy cómodo, un bloque medio replegado que intenta aprovechar las transiciones rápidas, contraataques, porque tiene gente veloz. Nosotros tendremos que cuidar esas situaciones. Es verdad que lo sufrimos con Georgia, con los equipos que se repliegan mucho, gente que quiere contratar rápido. Un equipo como el nuestro, muy desplegado y muy expuesto, sabes que vamos a sufrir en esas situaciones. Intentaremos minimizarlas y estar más atentos en las vigilancias y no estar tan desplegados. Sin embargo, es difícil renunciar a nuestro estilo porque está tan interiorizado que los futbolistas además se sienten tan cómodos… Pero hemos sabido jugar de otras formas. Hemos jugado mucho con Francia, les conocemos y sabemos que son normalmente de ese perfil».

P.: Cómo está Morata?

R.: «Álvaro Morata es un ejemplo de todo. Está fantástico. Es otra persona con nosotros. Está feliz, contento, tiene un comportamiento… Es un capitán con todas las letras y un ejemplo para todos. Todos le quieren y le reconocen el valor que tiene y el trabajo que hace. Por ejemplo, ayer entrenamos por la mañana, tenían recuperación del grupo que habían participado más tiempo y se quedaron en el hotel haciendo un trabajo específico y de recuperación. Él vino con los jugadores que no habían participado mucho y que tenían que entrenar más. Estuvo con nosotros, salió al campo, hizo algunos ejercicios con ellos… Todos los capitanes que he tenido son muy buenos». Si él quiere, seguirá jugando con España después de la Eurocopa. Yo le veo ilusionado y le veo otro futbolista diferente, seguramente porque en su club le dan otras cosas: ni mejores ni peores. Aprovecho de verdad para reivindicar el papel de Morata. Ves sus números y es el cuarto goleador de la historia de España en la selección, el tercer goleador en Eurocopas de la historia del torneo… Yo no sé qué más tiene que hacer este hombre para que se le reconozca y se le dé el valor que tiene. Sé que está centrado en pelear aquí por ganar esta Eurocopa. Vamos a estar hasta el final, hasta donde lleguemos, a muerte. Él es un ejemplo, insisto, para todos los compañeros y yo se lo agradezco públicamente porque es un capitán perfecto. Lo que me gustaría es que continuara. Si sigue con esa actitud, conmigo sabe que es uno de los fijos».

P.: Te gustaría que Morata continuase, ¿y Luis de la Fuente?

R.: «Siempre he dicho que yo estoy donde quiero estar siempre. Va a hacer 13 años en la Federación y estoy donde he querido estar siempre. Si sigo aquí es porque quiero estar, porque la otra parte también quieren que siga. Evidentemente tiene que existir un interés mutuo. Estoy a gusto y contento con el trato que nos dispensan a todo el cuerpo técnico y que me dispensan, así con cómo me tratan y la relación que tengo con la institución y con los trabajadores de todo nuestro grupo de trabajo y con los jugadores. Mientras sea feliz haciendo lo que hago, estaré donde creo que tengo que estar. Si no, pues no estaría aquí. Si continúa todo así como está hasta ahora y las dos partes estamos de acuerdo en todo, seguiremos trabajando de la mano».

P.: Tiene narices que ser educado perjudique…

R.: «El carisma no lo entiendo si no hay educación. Si para ser carismático tienes que ser un tío maleducado, agresivo de puertas para adentro… Que seas educado, que trates a la gente con respeto, que es que te guste una relación normal, profesionales, trabajadores, profesionales… No pasa nada. Si eso es no tener carisma, es que me quedo con ese carisma. La educación y el respeto no están reñidas con nada. ¿El buen gestor te ayuda a ganar? Si te ayuda a ganar es que eres un buen entrenador».

P.: ¿Quién te apetece más para una hipotética final?

R.: «Estamos donde queríamos estar. Siempre le digo a los jugadores que el partido más importante es el próximo y no hay más. No sabemos si habrá un siguiente, igual se suspende la Eurocopa por una tormenta, una invasión de extraterrestres… Vamos a jugar ante Francia».

Fuente: Ser100

Recommended Articles