fbpx

Le Pen se une a Orbán en el Parlamento Europeo y acerca el sorpasso al grupo de Meloni:

El sí de Reagrupamiento Nacional permite que el nuevo grupo liderado por Orbán, Patriotas por Europa, se convierta en el tercer grupo más grande de la Eurocámara por encima del partido que lidera Giorgia Meloni

Presidente de turno de la UE de Hungría. EFE/EPA/OLIVIER MATTHYS / OLIVIER MATTHYS (EFE)

Ampliar:

  • Facebook
  • Twitter
  • LinkedIn
  • WhatsApp

Enrique GarcíaEnriquegpozoCadena SER08/07/2024 – 12:19 CEST

Bruselas

El mapa de la ultraderecha se configura en el Parlamento Europeo. Patriotas por Europa, la alianza impulsada por Victor Orbán, ya cumple los requisitos para convertirse en grupo parlamentario tras sumar a los diputados de Vox y ahora a los de Vlaam Belang, la formación flamenca de extrema derecha. El partido de Orbán, el Fidez, sin afiliación en la eurocámara desde que fuera expulsado del Partido Popular en 2021 aspira ahora a aglutinar las fuerzas más ultras Estraburgo con un liderazgo desde el este, un discurso euroescéptico y contrario al multicuturalismo y a la ayuda militar y financiera a Ucrania. Grupo que podría convertirse en el tercero en la eurocámara, por encima del de Meloni, si suman los 30 eurodiputados de Marine Le Pen y los de Salvini. Los de la ultraderecha francesa ya están confirmados, tal y como sugería anoche Jordan Bardella tras conocer los resultados electorales en Francia.

«Entusiasmo en París, decepción en Moscú, Alivio en Kiev»

A falta de un pronunciamiento oficial —en Bruselas siempre hay cautela o frases genéricas a la hora de interpretar un resultado en un estado miembro— las palabras de Donald Tusk, el primer ministro polaco, anoche en redes sociales, resumen la sensación de alivio en la capital comunitaria. Escribía Tusk: «Entusiasmo en París, decepción en Moscú, Alivio en Kiev. Suficiente para ser feliz en Varsovia».

In Paris enthusiasm, in Moscow disappointment, in Kyiv relief. Enough to be happy in Warsaw.— Donald Tusk (@donaldtusk) July 7, 2024

La victoria del Frente Popular impide que dirija el gobierno de la segunda economía del euro y de uno de los pilares de la UE, un partido abiertamente euroescéptico y contrario a la ayuda a Ucrania. Aunque pasado el susto, todavía quedan curvas a las que estarán muy atentos en la capital comunitaria. Ahora se esperará a una formación de gobierno que se antoja muy difícil, al tiempo que la extrema derecha se reconfigura en el Parlamento Europeo, y donde parece que el partido de Le Pen podrá tener un papel clave en el nuevo grupo impulsado por Orbán: Patriotas por Europa.

Con la incorporación de los 30 diputados de Le Pen, que se convierten en la delegación más grande, este grupo sumaría 72 diputados. Se queda ahora mismo ocho de los Reformistas y Conservadores, el partido que lidera Meloni, que es el mismo número de diputados que tiene La Liga de Salvini, que ha mostrado su interés en formar parte de este grupo. Es probable que el sorpasso llegue en cuestión de horas. Un golpe para la coalición europeísta en la que se va a apoyar la nueva Comisión, y un altavoz de peso para las ideas de Le Pen que permitiría que el discurso contrario a la ayuda a Ucrania o manifiestamente euroescéptico sea el tercer grupo más grande de una Eurocámara muy fragmentada.

Fuente: Ser100

Recommended Articles